miércoles, 5 de noviembre de 2014

No necesitas al mal...significa que dejas de luchar con tus problemas.....Dr. Wayne Dyer

Amor en acción!!!

"Gracias por todas la bendiciones que tengo y Gracias por todas las bendiciones que estoy recibiendo"


<<No necesitas al mal>> significa que dejas de luchar con tus problemas>>

Ya he escrito sobre esto y quiero hacer hincapié en la importancia que tiene el eliminar la fuerza de tu vida para alcanzar una existencia libre de problemas. Uno de los pasajes más inquietantes de las Escrituras lo encontramos en Mateo 5:39, cuando Jesús dice: <<me gustaría aplicarlo aquí con un nuevo sentido: <<No te resistas a tus problemas>>
Esto parece ser algo que a todos nos enseñan. Aprendemos que el bien triunfa resistiendo y peleando contra el mal. Creemos que ganar significa que lo bueno vence a lo malvado. Luchamos contra la malignidad para que gane la salud.
Una vez más, una manera de comprender el principio de la no resistencia es contemplar la primera pagina del Antiguo Testamento: <<Dios vio todo lo que había hecho y todo estaba bien>> Y: <<Al principio, Dios creó el cielo y la tierra>>.  Osea que Dios lo creó todo y todo lo que creó Dios estaba bien. Por lo tanto, no existe ninguna posibilidad de que haya algo que no sea de Dios o no sea bueno, excepto en nuestra mente. Cuando te resistes al mal crees en dos poderes y no en uno solo y lo estás dotando de una fuerza vital propia. Resistirse y luchar contra los problemas significa reconocer la existencia de un poder que aporta fuerzas negativas en tu vida. No me cansaré de hacer hincapié en estas ideas.
Unas líneas después, en Mateo 5:45 se lee <<Hace que su hijo se alce sobre el bien y el mal>> Creo que ésta es la clave para comprender y practicar la no resistencia, porque nos dice que llevemos el espíritu de Dios a todo mal percibido y eso solo lo transformará en un bien. Procura no dotar de poder, en tu mente o en tu vida cotidiana, a la presencia de estos problemas en tu vida. Lleva a la presencia de los problemas una conciencia espiritual más elevada y la luz de esa presencia se disolverá en la oscuridad.
Cuando luchas contra alguna cosa, unes tus fuerzas a aquello que ha provocado el problema. Cuando le preguntaron a la la madre Teresa durante la guerra de Vietnam: <<Se unirá a nuestra marcha contra la guerra>>, respondió: <<No, pero si hacéis una marcha en favor de la paz, iré>>
Luchar contra la guerra es otra guerra. Prestar tu energía y tu atención a lo que quieres, no dar crédito al poder que no es bueno, o no es Dios, da como resultado una fuerza poderosísima que desintegra esas ilusiones.
Esta misma lógica se puede aplicar a los conflictos mundiales. Cuando aplicamos nuestra energía colectiva a lo que queremos, aportando bondad y amor, para dirimir nuestras diferencias de opiniones, se acaba la necesidad de resistirse. Cuando sabemos que un planeta redondo no se pueden elegir lados y que solo existe una mente, acabamos con la ilusión del odio, la ira y la represión. Nuestro mundo sólo podrá transformarse a través de un cambio en la conciencia colectiva. Esto es aplicable a tu vida y a todos los problemas.
Benjamin Hoff, en su excelente libro The Tao of Poob, lo expresó así: <<Los maestros de la vida conocen el camino. Escuchan la voz que hay en ellos, la voz de la sabiduría y la sencillez, la voz que razona más allá del conocimiento. Esa voz no es tan sólo el poder y la propiedad de unos cuantos, sino que nos ha sido dada a todos. es la clave para aprovechar el poder del Bloque sin tallar>>
Es la clave para aprovechar el poder único y dejar de creer que existe un segundo poder, el del mal o los problemas. Este poder único, que nos ha sido dado a todos y cada uno de nosotros, ¡también te ha sido dado a ti!
La ley de no resistirse al mal también aplica a tu lado oscuro. Luchar contra tus demonios o enfadarte contigo mismo por tres errores es dar más energía a ese segundo poder no existente del mal. Recuerda siempre que no hay más que un poder, el poder de Dios, y utiliza este poder para todas y cada una de tus conductas oscuras. Tu diálogo interior puede ser: <<Creía en la ilusión de que estoy separado de Dios, y actuaba según esa creencia; ahora, aplicaré el poder único del bien a estos pensamientos de angustia y quedarán anulados>>
Ciertamente, eres responsable de esos actos. Poner espíritu en esas sombras es lo mismo que poner luz en una habitación a oscuras. La presencia misma de la luz anula la oscuridad. Envía amor a tu lado oscuro y observa cómo se disuelve y al mismo tiempo, aumenta tu energía espiritual.
No luches contra ello porque si lo haces perpetuás la ilusión de que el mal es un poder real. Solo hay un poder. Utilízalo.
Extracto tomado del libro "La fuerza del Espíritu.... Dr. Wayne Dyer


P.D. Bendigo el bien de esta situación en Venezuela, lo declaro verdad y quiero verlo,  Gracias Padre/Madre Celestial de Luz que así es, en armonía para todos y bajo la gracia divina. Hecho Esta! Hecho Esta! Hecho Esta! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario