jueves, 3 de abril de 2014

Día 77 de Prosperidad y Bendiciones!!!

Amor en Acción!!!

Día 77: Bendiciones
Te amo Gracias por las Bendiciones y Prosperidad que llega a mi vida Hoy.
Saludos de mi corazón al tuyo...



Día 77: Prosperidad
Te amo Gracias por las Bendiciones y Prosperidad que llega a mi vida Hoy.
Saludos de mi corazón al tuyo... 
Día 77 — Sintiéndote Cómodo con el Dinero

¿Cómo te sientes con el dinero que tienes ahora mismo? ¿Estás contento con la cantidad y das las gracias por ello? ¿O lo ves como poco, sintiéndote resentido por la carencia y lamentándote por no tener suficiente? ¿Administras bien el dinero que tienes? ¿En cualquier momento, puedes decir cuántos pesos tienes y dónde están? Mas importante, ¿tienes una idea real de cuánto necesitas? ¿Mantienes un presupuesto mensual, sabiendo de manera consistente, no solo cuánto tienes que gastar, sino cuánto puedes gastar? Si es así, ¿ahorras algún porcentaje de tu dinero? Si es así, ¿das un diezmo, y/o das un porcentaje de tus ingresos a los que son menos afortunados que tu? Cuando llegan los cobros, ¿agradeces que han confiado en que puedes manejar una deuda o ves cada cobro como una forma de mantenerte alejado de tener lo suficiente? Por el contrario, ¿cuando llega un exceso de dinero en la forma de regalo, un bono o un golpe de suerte, te sientes cómodo teniéndolo, o te urge gastarlo, deshacerte de él de inmediato?
La manera como te sientes del dinero que tienes ahora en tu vida dice mucho de la manera en la que vas a manejar el dinero en el futuro. Si no te sientes cómodo con el dinero ahora, tampoco lo estarás después. Si parece que nunca tienes suficiente, es muy probable que estés sintiendo una insuficiencia emocional, también. El concientizarte y revisar esas emociones limitantes afectará la manera en la que el dinero fluye en tu vida.

A lo largo del experimento de la prosperidad, hemos estado tratando de cambiar tu relación interna con el dinero. Ahora ha llegado el momento de que consideres cambiar tus sentimientos acerca del dinero en un nivel más físico.
Cualquier padre sabe que un hijo no pude ser cuidado adecuadamente si se le ignora. Para que un hijo florezca y crezca, requiere amor y atención. El dinero en tu vida es muy parecido a un hijo que ha sido colocado bajo tu cuidado. Como ya discutimos, es energía. Vibra a cierta frecuencia y lo atraes o lo repeles de acuerdo a tu vibración energética. Si lo ignoras, lo desdeñas, lo temes, piensas en el sólo en términos de carencia y limitación – pensando que “nunca hay suficiente” – o no estás dispuesto a cuidarlo adecuadamente, lo vas a alejar. Si por el contrario, lo cuidas, lo distribuyes sabiamente, y conscientemente buscas formas de ponerlo a trabajar a tu favor, entonces atraerás más. Como un hijo bien cuidado, florecerá y crecerá.
¿Planeas cuidar el dinero de manera apropiada una vez que hayas prosperado? Si deseas prosperar, debes de comenzar a cuidarlo desde ahora. No importa cuánto dinero tengas ahora mismo; entender y atender tus necesidades financieras de una manera consciente es una manera práctica de comenzar inmediatamente a moverte hacia una vida más abundante.

Puede ser que tengas registros financieros excelentes y si es así, felicidades. Sin embargo, si actualmente tienes dificultades económicas, es muy probable que no solo no tengas buenos registros, sino que la idea de comenzar a llevarlos te hace sentir incómodo. El solo pensar en tomar el control de una condición que puede ser que esté completamente fuera de control puede crear una barrera inmediata entre tú y tu zona de confort. Tener poco puede ser que no sea muy cómodo, pero la idea de tomar el control de poco puede sentirse como algo imposible de lograr.
La mejor manera de tomar el control de tu actual situación financiera es comenzando a escribirlo. Los programas de control de dinero como “Quicken” (gratuito) son muy buenos para controlar tu situación financiera, y si es posible, te recomiendo seriamente que comiences a utilizar un programa así. Sin embargo, si no es posible, no te preocupes. Será suficiente un pequeño cuaderno, parecido al del 10% que comenzaste a llevar tiempo atrás. Tenlo contigo todo el tiempo y comprométete a registrar todos tus ingresos y tus gastos a diario. La manera más rápida de controlar tus finanzas es escribiéndolo todo. Necesitas saber dónde estás antes de que puedas tomar decisiones serias acerca de tus finanzas.

Durante estos últimos días, escribe todos tus gastos en tu cuaderno. Dedica algunas páginas del cuaderno a diversas categorías como son casa, seguros, salud, alimentos, servicios (luz, agua y teléfono), diversiones y misceláneos, y escribe el artículo y la cantidad en la hoja apropiada, manteniendo una suma de los gastos. Al final, tendrás una mejor idea de a dónde va tu dinero, pero como un beneficio adicional, quizá notes una reducción en tus compras impulsivas. Comprar una cosa de forma impulsiva es una cosa. Pero comprar algo sabiendo que lo vas a documentar y sumar, te da una nueva consciencia hacia este proceso que a veces actúa como un inhibidor. (Por favor no pienses que estoy en contra de gastar el dinero. No hay nada malo con gastar el dinero, especialmente si utilizas tu cuaderno del 10% con cada gasto. Pero los gastos impulsivos con frecuencia indican un temor interno o emocional que necesita ser atendido, y el usar tu cuaderno para anotar tales gastos, te servirá de barómetro no solo para lo que gastas, sino cómo lo gastas y qué áreas muestran una batalla interna que necesita atenderse.)
Al registrar tus gastos diarios, también préstale atención a tus emociones a medida que sumas y restas. Para los que no están acostumbrados a llevar registros financieros, este puede ser un proceso desalentador y puede ser que te sientas tentado a dejarlo muchas veces. Resiste, recordándote con frecuencia que al hacer esto, tomas el control de tu futuro financiero.
Comprométete a hacer este cambio positivo de documentar como fluye hacia dentro y hacia afuera de tu vida el dinero. No puedes saber si te sirve o no un hábito a menos de que sepas exactamente qué hábito es. Esto te dará un mucho mejor entendimiento de los hábitos del dinero.

La Acción del Día: 
1. Lee tu Plan de Negocio para la Prosperidad y las once cosas de tu lista de agradecimientos.
2. Toma un momento para pararte firmemente con un brazo alzado hacia el cielo, el puño firme como si te estuvieras agarrando de la mano de Dios. Ahora, ya sea verbal o mentalmente repite "Con Dios como mi Testigo…
3. Coloca tu cuota de dinero del día de hoy en tu contenedor y lee la afirmación que está en el contenedor tres veces. Espera recibir algo en regreso.
4. Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien. Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones. Lee todas las bendiciones que llegan por correo electrónicos. Tus bendiciones están haciendo una diferencia. El leer las respuestas te dará la oportunidad de verlo por ti mismo.

El Pensamiento del Día:
“El hablar del dinero nos hace sentir incómodos. A veces hasta nos sentimos confusos por querer ganar dinero. Quizá asociamos el estar interesados en el dinero con el tipo de gente que sólo está interesada en el dinero... Y ciertamente, nosotros no somos así.” -- Rhonda Abrams

La Afirmación del Día: “Me siento cómodo pensando acerca de, trabajando con y negociando con mi dinero.

Gracias! Gracias! Gracias!  Elizabeth Orozco y su equipo, Dios bendiga el bien de este blog y a todos los involucrados....Namaste!!!

META CUMPLIDA

1 comentario: