viernes, 21 de marzo de 2014

Día 64 de Prosperidad y Bendiciones!!!

Amor en Acción!!!

Día 64: Bendiciones

Te amo Gracias por las Bendiciones y Prosperidad que llega a mi vida Hoy.

Saludos de mi corazón al tuyo...

Parábola de los elefantes

Erase una vez en la India, que unos pobres ciegos iban por una carretera polvorienta, guiados por un amable caballero de edad madura, que todavía tenía buena vista.
A cualquier parte que llegaban, el anciano les hablaba de las maravillosas cosas que se veían y de lo que ocurría en torno a ellos, haciendo las veces de guía como si fuera los ojos de repuesto de los ciegos.
Aquí les explicaba la belleza de un templo; allá les decía que palparan la cara de una estatua.
A veces los invidentes gritaban de alegría, pues nunca habían experimentado cosas tan interesantes.
Un día, el anciano les anunció que tenía algo especial. Más adelante en el camino, dijo, hay un elefante, que es una de las bestias más maravillosas.
Tendréis la oportunidad, no muy frecuente, de palparlo.
Llenos de alegría, los ciegos bajo la dirección del anciano, se acercaron al enorme animal y lo tocaron. Al cabo de un instante, el elefante, irritado, se marchó corriendo, dejándolos en medio del camino.
Entusiasmados con esa nueva experiencia, se deshacían en exclamaciones sobre el maravilloso monstruo que habían tocado por primera vez.
El que había palpado una pata del paquidermo, exclamó: ¡Oh, el elefante es una bestia maravillosa, es como un gran árbol, pero fuerte como una roca!
No, exclamó el segundo que había tentado la trompa; el elefante es como una gran serpiente que se mueve lentamente hacía atrás y hacía adelante.
¡Imposible!, gritó otro que había tocado la oreja del animal, están locos los dos, pues el elefante es como una enorme hoja de árbol, amplia y delgada.
El cuarto, recordando la cola del elefante, no hacía sino comentar sobre aquella cosa extraña: era un animal en forma de rama, largo y delgado.
El quinto, molesto por las tonterías que estaba oyendo de los demás, les explicó que era como un enorme muro, ya que había palpado al elefante por un costado.
Los cinco ciegos, antes buenos amigos, entraron en violenta discusión sobre cuál era la naturaleza verdadera de los elefantes.
Por fin, molestos y descorazonados por la ignorancia de los demás, cada uno tomó diferentes direcciones y nunca más se volvieron a hablar.
Muchas veces por defender nuestro punto de vista ,perdemos muchas relaciones en nuestra vida.
Respetar lo que otros piensan ,solo te enseñaran que otros tienen una perspectiva diferente de cada situación.

Te Amo Gracias Te Amo Gracias




Día 64: Prosperidad

Te amo Gracias por las Bendiciones y Prosperidad que llega a mi vida Hoy.

Saludos de mi corazón al tuyo...

La Historia de un Letrero

Frecuentemente, cuando la gente habla de dar, nuestros pensamientos automáticamente se van hacia el dinero.
Quizá por eso muchos de nosotros hemos desarrollado una resistencia a dar.
Sin embargo, hay cosas que podemos dar que son mucho más valiosas que el dinero. La película que sigue proporciona un buen ejemplo.
La primera vez que Kate vio esta película, le recordó las palabras de Rumi, un poeta y místico Persa del Siglo XIII que hablaba de un hombre que pasó junto a un limosnero en la calle y preguntó, "¿Porqué Dios, no haces algo por esta gente?" y Dios respondió, "Hice algo. Te hice a ti."
Da “ctrl+clic” en la liga abajo (Nota de Liza: si se tarda en cargar puedes entrar a You Tube y buscar “La Historia de un Letrero” – película orgullosamente hecha en México!!!!!!!):
La Historia de Un Letrero
http://www.youtube.com/watch?v=zyGEEamz7ZM
o
http://www.youtube.com/watch?v=9NKvF_zYyXI

Nota: Si no puedes ver la película, puedes leer la versión escrita. Se encuentra al final de las acción, pensamiento y afirmación del día.

La Acción del Día: 

1. Lee tu Plan de Negocio para la Prosperidad y las once cosas de tu lista de agradecimientos.
2. Toma un momento para pararte firmemente con un brazo alzado hacia el cielo, el puño firme como si te estuvieras agarrando de la mano de Dios. Ahora, ya sea verbal o mentalmente repite "Con Dios como mi Testigo…
3. Coloca tu cuota de dinero del día de hoy en tu contenedor y lee la afirmación que está en el contenedor tres veces. Espera recibir algo en regreso.
4. Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien.
Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones. Lee todas las bendiciones que llegan por correo electrónicos.
Tus bendiciones están haciendo una diferencia. El leer las respuestas te dará la oportunidad de verlo por ti mismo.

El Pensamiento del Día:

"Una vida rica consiste fundamentalmente en servir a los demás, tratando de dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontraste."
-por Cornel West


La Afirmación del Día: 
"Doy para hacer una diferencia."
La Historia de Un Letrero
Un hombre de edad avanzada, ciego, estaba sentado en la esquina de una plaza con una lata a sus pies y junto a el, un letrero que decía: "Ten compasión, estoy ciego".
Sólo había unas cuantas monedas en la lata.
Un hombre pasaba por ahí. Se detuvo y miró al anciano debatiendo si agregar monedas o no a la lata. En lugar de eso, tomó el letrero, lo volteó, y escribió unas palabras.
Entonces, regresó el letrero para que todos los que pasaran pudieran leer las nuevas palabras.
Pronto la lata comenzó a llenarse. Mucha más gente le daba dinero al hombre ciego.
Esa tarde, el hombre que había cambiado las palabras llegó a ver cómo iban las cosas.
El hombre ciego reconoció sus pisadas y le preguntó, "¿Eres tú el que cambió mi letrero esta mañana? ¿Qué escribiste?"
El hombre dijo, "Sólo escribí la verdad. Dije lo que tú dijiste, pero con otras palabras."
Lo que escribió decía: “Hoy es un hermoso día y no puedo verlo”.
Ambos letreros le decían a la gente que el hombre estaba ciego.
Pero mientras que el primer letrero les decía que el hombre estaba ciego, el segundo letrero apuntaba hacia las cosas que los lectores podían agradecer en sus propias vidas, despertando la generosidad dormida en ellos.

Te Amo Gracias Te Amo Gracias.




Gracias! Gracias! Gracias!  Elizabeth Orozco y su equipo, Dios bendiga el bien de este blog y a todos los involucrados....Namaste!!!

META CUMPLIDA

1 comentario: