viernes, 17 de enero de 2014

Reto para Bendecir

Amor en acción!!!!





Reto para Bendecir

¡Encontrarás que es una experiencia que transformará tu vida!

Como principiante del reto, día a día, durante los siguientes noventa días seguirás el conteniendo de pequeños mensajes para meditar, un ejercicio diario diseñado para estirar tus "músculos de la bendición" y una afirmación para que repitas durante el día.
Para aceptar el reto, simplemente comprométete a seguir los siguientes cuatro pasos durante un período no menor a 90 días.

• Suspenderé todo juicio y en cambio, bendeciré a todas las personas y situaciones que encuentre en mi camino, tanto física como mentalmente.

• Activamente buscaré las bendiciones en cada circunstancia y en los momentos donde no pueda encontrar una bendición, confiaré que la bendición se me revelará en el momento adecuado.

• Diariamente mostraré una actitud de gratitud, por todas las bendiciones en mi vida, aun las que no puedo ver.

• Cuando me sienta estresado, presionado o confundido, haré una Meditación de Bendición, aquietando mi mente por un momento y enfocándome sólo en mi respiración, respirando profunda y lentamente.

Con cada inhalación, mentalmente afirmaré

"Estoy lleno de bendiciones" y con cada exhalación, mentalmente afirmaré "Soy una Bendición para el mundo" repitiendo el proceso cuando menos tres veces y permitiendo que mi cuerpo se relaje por completo antes de regresar a la tareas que estaba efectuando.
Entiendo que al aceptar este reto, existe una clara posibilidad de que mi vida cambie/mejore por siempre.
Estoy deseoso de tomar el riesgo.
Al aceptar el Reto para Bendecir, quizá nunca veas las cosas de la misma manera.
Tu vida se aligerará, será más brillante, más llena de paz y amor. Aquellos que se han comprometido al reto han reportado que sus problemas se han disuelto o resuelto y cada aparente dificultad se convierte en un catalizador para nuevas y mayores bendiciones.




Una bendición significa soltarnos de cualquier perspectiva que nos limite. 

Mientras que tanto la espiritualidad y la ciencia están de acuerdo con Shakespeare en cuanto a que nada es malo ni bueno, sino que nuestro pensamiento es lo que lo hace parecer así, la mayoría de nosotros tendemos a ser etiquetadores de gente y circunstancias en nuestra vida, y al etiquetar – al juzgar – se forman nuestras perspectivas limitantes. Bendecir nos libera de la necesidad de etiquetar y nos permite reconocer lo Divino contenido en todos y en todo.

Una bendición también es una elección. 

Aunque rara vez estamos conscientes de ello, continuamente elegimos entre construir o destruir. 
Una bendición es una elección consciente para construir por medio de elevar a la persona o a la situación en nuestra mente a niveles más altos de vibración, una vibración llena de luz, amor y sanación
Cuando conscientemente elegimos bendecir, elegimos construir, en lugar de destruir. 
Nos convertimos en arquitectos y constructores del Bien.
Con esto en mente, te invitamos a unirte a nuestro esfuerzo. Comenzando hoy, y por cada uno de los siguientes 90 días, te invitamos a aceptar nuestro:






No hay comentarios:

Publicar un comentario